Buscar: 
La pasta al huevo Filotea recuerda, por su color dorado, las rubias mieses. Las que crecen, ubérrimas,  Le Marche (Ancona), por ejemplo, donde  esta  empresa  
elabora, siguiendo procesos muy similares a los que ya pusieron Le Marche sus “nonne” (abuelas). Y aquí radica su éxito: la excelencia del sabor es innegociable.
Pastas ligeras, digeribles, sabrosas.


¿De qué otras salsas se podría decir, como de las de Filotea, que logran encerrar en el frasco la verdadera
salsa de la huerta siciliana? Para ello se usan solo
tomates italianos, amén de ingredientes variados de la dieta mediterránea (aceite, ajo, sal…). Salsas de albahaca, de aceitunas y de atún: complemento ideal
para las exquisitas pastas de esta misma marca.