Buscar: 

La sal de Añana es una de las mejores sales del mundo. Este “oro blanco” se obtiene de la evaporación natural del agua salada de manantiales que provienen de un océano pre-jurásico. Las técnicas tradicionales y sostenibles ayudan a preservar esta sal pura y milenaria apreciada por los grandes chefs internacionales.