Buscar: 

NEUHAUS, EL INVENTOR DEL BOMBÓN BELGA

A Jean Neuhaus, farmacéutico, para maravilla de sus clientes, se le ocurrió la idea de recubrir sus medicamentos con una fina capa de chocolate. Su nieto fue el que desarrolló esa idea hasta la creación del primer bombón belga: una capa exterior de chocolate, con maravillosos rellenos en lugar de pastillas. Desde hace más de 160 años, la marca Neuhaus y Bélgica han estado estrechamente vinculados; tanto que a día de hoy todo se sigue produciendo ahí. El secreto: compromiso con la máxima calidad. Los ingredientes son 100% de origen natural, con certificado UTZ de sostenibilidad en todos los chocolates.