Buscar: 

Del feliz encuentro entre el dulzor algo salvaje de un higo y el del chocolate nace este tentador bombón. Higos secos de la mejor calidad, primorosamente  selecci-onados, uno a uno. Se rellenan de trufa y se recubren de  chocolate.  Desde Almoharín  (Cáceres): exquisitos  pecadillos para nuestra boca,  que, con solo pensarlo,  ya se nos hace agua